Somos humanos y nos equivocamos, no pasa nada, lo importante es aprender y poder corregir el error. De igual forma, confundirse en una gasolinera a la hora de repostar es más común de lo que cabría pensar.  Si te ocurre, no debe cundir el pánico. Puede sucederle a cualquier y el error tiene solución. Por tanto, llega el momento de la gran pregunta ¿Cómo actuar si me equivoco de combustible en la gasolinera?

La buena noticia es que, si te das cuenta a tiempo, tiene una solución relativamente sencilla. Por ejemplo, si te percatas del error mientas aún estás echando el combustible, lo primero es parar de echar gasolina. Parece obvio, si, pero a continuación debes cerrar el deposito y en ningún caso arrancar el vehículo.

Después avisa a algún empleado de la estación de servicio para que aplique el protocolo que tengan para este tipo de situaciones y llama a tu seguro. Ellos te indicarán las pautas a seguir. Llegados a este punto hay dos opciones: que en la misma gasolinera se lleve a cabo la limpieza del deposito o el seguro te envíe una grúa para que la realicen en un taller por profesionales. 

Sin embargo, si te percatas del error tras haber arrancado el coche, la situación se vuelve más complicada. Ya nos se trata de una simple limpieza del depósito, ahora hay que revisar todo el sistema del coche para ver si se ha dañado algún punto.

En cualquier caso, cabe destacar que cuando un vehículo lleva combustible que no le corresponde, y aun así se ha puesto en marcha, lo normal es que se pare enseguida. Lo cual te alertará de que algo anda mal. En este momento ¡No intentes arrancar el coche! Para no empeorar la situación, no toques nada y llama al seguro.

 

Información de la Vanguardia