Dada la alarmante situación actual, son muchas las dudas que surgen con respecto al uso de automóviles durante el estado de alarma. El Ministerio de Transportes informaba en el BOE de la posibilidad de que dos personas compartiesen vehículo (una al volante y otra en el asiento de atrás) para acudir, por ejemplo, al lugar de trabajo.

Puesto que toda precaución es poca, desde KM0 hemos recopilado algunas pautas para protegerse del coronavirus en el coche. La web e-Automotive incluía un reportaje, basado en las indicaciones de la OMS, dedicado a evitar contagios. Toma nota de las medidas que se deben seguir.

Recomendaciones frente al virus

La OMS ha recomendado un protocolo para evitar contagios en la utilización de elementos compartidos como material de oficina o coches compartidos. Estas son las recomendaciones más importantes:

  • Abrir las puertas y ventilar el vehículo durante un par de minutos antes de subirse a él.
  • Limpiar con una toallita impregnada de solución hidroalcohólica los tiradores de las puertas -incluidas las exteriores-. Así como el plástico del salpicadero, la tapicería y aquellas superficies con las que se vaya a tener contacto. Estas superficies son susceptibles de albergar el virus latente durante varios días.
  • Evitar tocarse la cara mientras se conduce, al menos hasta que se puedan desinfectar las manos con un lavado.
  • Los habituales guantes de nitrilo o látex no son de utilidad si se toca una superficie contaminada y posteriormente se acerca la mano a la boca, la nariz o los ojos.
  • Si es necesario toser o estornudar durante el uso del coche, hacerlo en el pliegue del codo. Si se está acatarrado, es recomendable utilizar mascarilla para evitar toser o estornudar en cualquier superficie del vehículo.
  • Al dejar el vehículo, recoger cuidadosamente las toallitas usadas y, si se ha tosido o estornudado, limpiar las partes más accesibles antes de abandonarlo.
  • Una vez que se ha procedido a la devolución del vehículo, es imprescindible lavarse las manos o, si están aparentemente limpias, desinfectarlas con líquido de solución hidroalcohólica. La forma correcta de hacerlo es aplicar un poco en el cuenco de la mano y extenderla frotándose ambas manos, como si se estuviesen enjabonando bajo el grifo.

👉 Puedes leer aquí el artículo completo.