En los dos casos tendrás que prestar una especial atención a la carga de refrigerante y al estado del filtro antipolen.

– Cuando notes que el sistema no enfría lo suficiente, es probable que tengas que realizar una recarga.

– El cambio del filtro antipolen puedes realizarlo durante las sesiones de mantenimiento del coche.

– Si encuentras manchas de líquido en el suelo, no te asustes. Esto suele suceder en verano, cuando las temperaturas son extremadamente altas y el aire acondicionado se pone a máxima potencia, debido a la condensación del agua en el evaporador.

Si necesitas realizar cualquiera de los dos primeros puntos no dudes en acudir a nuestros talleres

REALIZAMOS TODO TIPOS DE SERVICIOS DE MANTENIMIENTO Y REPARACIÓN