¿Alguna vez has vivido la alarmante situación de ver cómo se ilumina el testigo del motor de tu coche en plena conducción? Muchos conductores se han visto sorprendidos por este aviso sin tener muy claro a qué se debe el fallo. En estos casos, lo aconsejable es acudir lo antes posible a profesionales del sector como KM0 para revisar el estado del vehículo y solucionar cuanto antes el problema. Aun así, siempre es interesante contar con conocimientos básicos sobre la situación; por eso, en nuestro blog encontrarás un listado de las razones más comunes por las que se enciende el testigo del motor. ¡Toma nota!

La web e-Automotive, especializada en noticias sobre el mundo del automóvil, recoge algunos de los motivos más habituales. Compartimos aquí un resumen con el que poder guiarte.

Sensor de oxígeno

Se trata de un componente clave en el sistema de emisiones de los vehículos. Si no acostumbras a revisar tu vehículo con cierta periodicidad, es posible que el sensor de oxígeno comience a fallar.

Catalizador

Este elemento controla y reduce los gases nocivos que expulsa el motor de combustión externa. Un error en el catalizador es una avería tan común como la del sensor de oxígeno.

Bobinas de encendido

Este elemento guarda cierta relación con el anterior. ¿El motivo? Las bobinas resultan necesarias para arrancar el motor. Si estas empiezan a fallar, el catalizador puede verse afectado de manera grave.

Bujías

El testigo del fallo del motor también puede iluminarse para avisar del cambio de bujías. O de fallos en sus cables (que terminarían afectando a la propia bujía). La reparación de los cables a tiempo puede ahorrarte una considerable cantidad de dinero en el taller.

Tapa de combustible

¿Sabías que si no cambias la tapa de combustible cuando es necesario tu consumo de combustible puede dispararse? Por no hablar del incremento de las emisiones contaminantes…

Termostato

Si se tiene en cuenta que este elemento permite detectar la temperatura a la que se encuentra el vehículo, comprenderás que no conviene descuidar este elemento. Al fin y al cabo, un termostato averiado no permitirá regular la temperatura del motor de forma correcta.


Otros aspectos importantes que pueden provocar el encendido del testigo del motor pueden ser los fallos en el sistemas de evaporación de emisiones (o en su válvula de control) y los problemas con el caudalímetro. Nuestro consejo para evitar problemas en el correcto funcionamiento de tu vehículo es llevarlo a revisar periódicamente. ¿Cuánto tiempo hace que no pasas por el taller? Pide cita en KM0 España.