¿Qué opináis de viajar con niños en coche? Que no cunda el pánico, en KM0 hemos recopilado una serie de recomendaciones de lo más prácticas para que el trayecto con los peques se haga lo más llevadero posible. ¡Sigue leyendo!


Selección de los horarios

Cuando se viaja con niños conviene no fijar una hora de llegada; además de estar preparado ante posibles imprevistos (paradas improvisadas para ir al baño, por ejemplo), siempre es esencial que seguridad y comodidad primen ante velocidad. Asimismo, es recomendable seleccionar una franja horaria en la que los niños suelan estar dormidos. Lo ideal es realizar el trayecto de madrugada; de esta forma, los pequeños seguramente pasen gran parte del viaje dormidos y el recorrido será más llevadero para todos.

A tener en cuenta: Para facilitar el sueño y contribuir a la comodidad, los niños pueden realizar el trayecto en pijama; así, les resultará más fácil descansar aunque no estén en su cama.

Asiento y sujeción correctos

El aspecto fundamental en los viajes con niños es asegurarse de que van correctamente sentados y sujetos al asiento. ¿Sabías que los sistemas de retención reducen las muertes en un 75%? (Y las lesiones en un 90%). Sigue todas las instrucciones del fabricante para que su uso sea el adecuado. Te animamos a informarte más sobre seguridad infantil con los reportajes de la DGT.

A tener en cuenta: Asegúrate de que el sistema infantil de retención que empleas es el adecuado para el peso del pequeño (recuerda que la edad es un criterio orientativo, pero el peso influye en la resistencia del sistema).

Temperatura adecuada

Regular la temperatura interior del coche es muy necesario; lo ideal es que el vehículo se encuentre a una temperatura constante de 21 grados. En caso de que el coche haya estado al sol, es recomendable ventilarlo y refrescar las zonas antes de introducir a los pequeños.

A tener en cuenta: Vigila bien la sillita del niño antes de sentarlo; comprueba que la temperatura es la idónea para evitar quemaduras.

Entretenimiento preparado

Aunque supongas que los pequeños pasarán la mayor parte del tiempo durmiendo, la previsión es clave para hacer el viaje lo más llevadero posible: ten pensadas diversas formas de entretenimiento para amenizar el viaje. En la actualidad, los dispositivos electrónicos pueden ser de gran ayuda, pero se aconsejan también otros juegos más tradicionales para estimular la imaginación de los niños.

A tener en cuenta: Una buena idea es llevar a bordo algunas películas o la música que les guste para ponerlas en caso de aburrimiento.

Hidratación, descanso y picoteo

Si el trayecto es largo, conviene llevar algo de comer para los pequeños. Y, cómo no, vigilar la hidratación de todos los ocupantes del vehículo. También son necesarias las paradas cada cierto tiempo para descansar. Los conductores tendrían que parar cada dos horas. En el caso de que los niños estén despiertos e inquietos, se aconseja que sea cada hora y media.

A tener en cuenta: Comer en el interior de un vehículo no es lo más recomendable, ten en cuenta que luego tocará limpiarlo… Lo mejor es seleccionar alimentos variados y saludables para aun picoteo rápido. Si puedes evitar productos que manchen con facilidad, ¡mejor para ti!


¿Os han resultado prácticos estos consejitos? Os garantizamos que, teniendo en cuenta estas recomendaciones, el viaje resultará más llevadero. Y recuerda que antes de salir de viaje con el coche conviene una visita por el taller. En KM0 ponemos a punto tu vehículo para garantizar tu seguridad… y la de tus peques.