Las ventas de coches usados han aumentado a lo largo de 2017. Volkswagen, BMW y Audi han sido las marcas más buscadas.

Más de un doce por ciento se ha incrementado la venta de coches seminuevos y km 0 en España, el pasado año. En total más de dos millones de vehículos, de los cuales siete de cada ocho eran turismos.

Si además lo comparamos con los nuevos matriculados, significa que por cada uno comprado en concesionario, se vende 1,8 de ocasión.

 

Pero, ¿qué es lo que buscan los clientes?

Gran parte de los compradores de vehículos de ocasión tienen muy claro qué coche quieren. Es más, prefiere adquirir un modelo concreto de km 0 porque le resulta más asequible. Los coches alemanes están en las preferencias de los clientes. Volkswagen, BMW y Audi son las más buscadas y en cuanto a modelos la Serie 3 de BMW, seguido del Volkswagen Golf y del Audi A4.

Sin embargo, no son fáciles de encontrar o simplemente, el mercado puede ofrecernos otras opciones adecuadas a nuestros bolsillos. En este sentido, los que copan las ventas son el Volkswagen Golf, el Seat Ibiza y Renault Mégane. Los turismos de gama media se han convertido en los líderes indiscutibles en ventas. Por marcas, Ford y Opel están muy cerca en cifras.

El precio sigue siendo el motivo principal

Cuanto más viejo es un vehículo, menor es su precio, pero también más arriesgada se vuelve su compra. Uno de los grandes inconvenientes al mercado del coche de segunda mano es que la mitad de los coches vendidos tenían más de 10 años. Factores que pueden suponer un problema a la hora de su mantenimiento y consumo. Lo barato, sale caro.

Y es que al precio de los combustibles es importante saber cuánto nos va a costar sacarlo a la calle. Pero no es el único motivo, los compradores también valoran la fiabilidad, el desgaste y el equipamiento. Por eso un coche de km 0 sigue siendo una opción de lo más recomendable.